TXINDOKI





TXINDOKI



Hoy vamos a subir una montaña a la que le tenía muchas ganas. El Larrunarri (Txindoki) está considerado el Cervino Vasco, por su parecido físico. También dice la leyenda que la bruja Mari, la diosa por excelencia del Olimpo Vasco, tiene una de sus residencias.

Nos vamos hasta Larraitz (Gipuzkoa) y fijamos el punto de partida en el santuario de Larraitz. Desde aquí partimos en nuestra anterior visita a Aralar. Nos hemos apuntado a la excursión Iker, David y yo.

El día empieza perezoso, incluso parece que va a llover. Dejamos el coche en el parking y cruzamos la valla. Empezamos con buena subida desde el principio.  En algunos puntos se puede seguir por la pista o atajar por las señales ( se cruza varias veces la pista).

Cruzamos otra valla, y mientras vamos superando un pinar vemos majestuoso el Txindoki a nuestra izquierda. Superamos la pereza de las nubes y aparece ante nosotros un día impresionante.


Ausa Gaztelu se alza entre las nubes

Un momento de descanso en la fuente de Oria. El camino salva un barranco y gana altura zigzagueando hasta las campas de Aralar, donde se levantan varias chabolas de pastores, una de ellas dando nombre que a esta montaña.

Seguimos ascendiendo con las fuerzas un poco justas ya. Y tras llegar al collado de Egurral, afrontamos el último tramo de acensión. Primero por pastizales y luego ya metidos en roca.


Una mirada atrás

 El camino va tirando hacia la derecha, y tras remontar el último repecho llegamos a la cima.


Cima del Txindoki 1.342 m.

 Tras esperar cola para sacarnos la foto toca bajar por el mismo camino de ascensión.












ESKORITAS




ESKORITAS 642 m.


Hoy voy a hacer algo mañanero y en solitario. Hacía mucho que no me tocaba hacer algo a mí solo. 

Me voy hasta Respalditza, y aparco el coche en un parking frente al Batzoki.


Punto de partida

Cojo la carretera que sube al Barrio de Inarza. Al Eskoritas le cuesta desperezarse.




Tras superar el barrio debemos coger un devío a la izquierda, el camino empieza a coger pendiente.




 Continuo en claro ascenso para llegar a otro desvío. Aquí volveré a coger el camino de la izquierda.




Para minutos después cruzar una puerta y seguir ascendiendo.




Sigo en ascenso._Me encuentro un cruce. En el camino de la derecha hay un poste indicador y en medio del cruce esta pintura. Sigo por la izquierda.




 Continuo subiendo y al poco llego a un abrevadero.




Empiezo a remontar tras él. Hay trazas de un sendero que tornan a la derecha, asi que ahora toca seguir esa trazas, dejando en todo momento un vallado a mi izquierda.




 Se puede seguir en todo momento a la derecha de la valla (mejor opción), yo opté por cruzarla por un hueco que había y seguí ascendiendo pegado a ella por dentro, sin complicaciones. El camino es muy llevadero y según voy llegando a la cima se va suavizando.




Sigo remontando y llego a la cima.


Cima Eskoritas


Ahora toca bajar, y lo haré tirando hacia la derecha segun voy descendiendo, siguiendo otro sendero. Al acabar de descender encuentro otro cruce. Cojo el camino de la derecha. Hay que cruzar un cercado con vacas para llegar de frente a la ermita de Echaurren.






Ermita de Echaurren


Tras llegar a la ermita un sendero nace a la izquierda para enganchar con el camino de bajada.

Cruzo otro terreno con puertas a ambos lados, y tras un par de zig-zags llego nuevamente al abrevadero.  Desde aquí ya sólo me queda descender hasta el punto de partida.